¿De dónde nos visitas?

martes, 13 de octubre de 2009

MoSi - Honduras

Javier Maradiaga, fotografo profesional del equipo MoSi -Honduras con Jaime Talavera sosteniendo a Lampornis sybillae
Chlorospingus ophthalmicus, una ave residente siendo revisado por Luis Soto
Empidonax virescens atrapado mientras andaba volando en La Tigra
Lampornis sybillae, un ejemplar ciertamente hermoso pero no se le anilla para no estresarlo
La hembra de Trogon mexicanus, en verdad andaba la pareja pero no se acercaron a la red
Catharus ustulatus, un bellisimo zorzal migratorio
Wilsonia citrina, este fué capturado dos veces en la misma red
Si hay algo en Honduras por hacer, es todo. Lo bueno es que hay cientos de ideas que concretar en proyectos de interes nacional y que abarcan temas de caracter regional. El estudio científico se ve diezmado en muchos casos por diversos factores, pero el espiritu de hacer algo y de demostrar amor por la ciencia es de mucho valor que en verdad considero. La recopilación de datos sobre la biología y ecología de un ser vivo es de vital importancia en paises tropicales como el nuestro, lleno de biodiversidad ya descrita pero no a fondo o a detalle.

El trabajar o voluntariarse en proyectos que tienen como fin el estudio y comprensión de muchos seres vivos, sirve de motivación para los que venimos empezando en esto pero más aún funciona para desarrollar ideas que uno se puede tener en mente a futuro para continuar o crear nuevas opciones de estudio y de esa forma llenar el vacio que existe en conocimientos científicos en el país.
Ciertamente las facultades de economía y derecho están llenas de personas y serán muchos de ellos quienes nos gobiernen y si esas personas no tienen ni la menor idea de que el país no solo es política sino que existe bellezas por explorar y descubrir, asi mismo especies que proteger y organismos que preservar bajo el estudio de campo. No depende la ciencia de uno solo sino de apoyo gubernamental en cierta forma ya que es el gobierno central quien vela por el bienestar del país, y el país somos más que personas.

Desde agosto, pasando diciembre y principio de año a Honduras, asi como el resto de mesoamerica llegan miles de aves migratorias del norte de America, para pasar el invierno y alimentarse en buena forma para asi devolverse a su lugar de origen y reproducirse finalmente.
Muchas de las aves que llegan aqui, es su primera vez que migran ya que nacieron el mismo año, pero aún asi se aventuran como texto dictado y grabado en sus cerebros para volar de tan lejos. A pesar de que muchas vuelan por las noches para evitar depredadores y de esa forma descansar en el día y alimentarse, muchas son dadas de baja, ya sea por accidentes con edificos, autos o las mismas personas. Los peligros tanto de llegada como de ida son inminentes.
Hace ocho años miraba en Choluteca bandadas de 50 o más individuos de chipes volando por mi casa y el espectaculo era impresionante. Las tardes eran coolmadas de animales emplumados que volaban a gran velocidad.

Para ese momento en que hay muchas aves migratorias se pueden hacer diversos estudios y para eso está MoSi (Monitoreo de Sobrevivencia invernal), este proyecto tiene como fin el saber el estado general de las aves que van de norteamerica hasta diversos paises como México, Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Honduras y algunos paises del Caribe.
El estudio es de suma importancia para saber como llega el ave en territorio de invierno y como hace para sobrevivir ahi. Por eso se tomó la idea y es de esa forma que surgió la estación MoSi en Honduras. MoSi - Honduras es coordinada y dirigida por dos biólogos hondureños, ellos son Luis Soto y Jaime Talavera de la UNAH.
Luis y Jaime han recopilado experiencia para el buen manejo de las aves y es asi que muchos que nos interesan las aves hemos llegado a voluntariarnos para ayudar y tomar experiencia y aprender un poco más sobre estos magníficos animales.
La estación MoSi -Honduras se encuentra en el Parque Nacional La Tigra, justamente en el sendero Granadilla. Generalmente el trabajo consiste en colocar redes de niebla en distintos lugares donde se cree más conveniente y luego se espera que caigan las aves para luegos tomar datos de ellas.

Usualmente se utilizan 12 redes de aproximadamente 9 m de largo en lugares sombreados donde no de el sol, ya que asi las aves no ven la red. Se espera media hora y se revisan todas las redes. El trabajo obviamente inicia muy temprano en la mañana y se termina a las 4 p.m. debido a que los cambios de luz en el parque son muy frecuentes y hace que se oscuresca muy rápido.
Si el ave es capturada, se hace el procedimiento para sacarla de la red lo más rápido posible y más si es un colibrí. Luego se lleva al centro de acopio donde está todo el equipo en medio del bosque. Una cosa que hay que destacar es que el clima es frio llegando por las noches a 9 °C y 14 °C en el día.

El manejo del ave es delicado y requiere un poco de práctica. El ave es llevada en una bolsa parano estresarla hasta el centro de acopio y luego se comienza con el minucioso trabajo de campo.
Se toma medida de la cuerda alar en mm, también se pesa en g en una balanza especial. Se determina el sexo y edad por medio de analisis de plumas, protuberancia cloacal, osificación del cráneo, lo cual es difícil ver claramente, parche de incubación , desgaste de plumas entre otros datos.

Los datos se anotan en hojas especiales con diversas categorias del ave como ser: si es migratoria o residente. Si es migratoria se le coloca un anillo recomendado por diversos tratados internacionales, y si es residentes se le coloca el anillo con iniciales HN. Además se lleva un listado de las aves observadas o escuchadas ya sea por cantos o por llamados.
Algunas veces son recapturas de la misma estación y se toman otra vez los datos nuevamente en otra hoja. Se observa si el ave tiene grasa acumulada en los costados y otras partes y se verifica si es juvenil y su estado de muda. Finalmente el ave se libera previamente anotado todos los datos posibles.

El seguimiento de las aves será después cuando sean recapturadas y luego se comparará su estado con actual con el anterior.
De esta forma se recopilan datos de diversas estaciones MoSi y se toma en consideración los informenes que reflejen el estado de las aves migratorias cuando están en el territorio de invierno para asi saber sus cambios anatómicos, etológicos y fisiológicos que puedan tener variando de ambiente.

Con la ayuda de conocimientos y compartimientos de ideas esta estación irá mejorando e irá aportando más información detallada sobre las aves migratorias que vienen a pasar el invierno aqui. Es una experiencia muy enriquecedora de conocimientos y va para largo.

2 comentarios:

  1. fijate q bien podrian anillar unos cuantos mountain gem, hace un par de años hicieron un estudio poblacional en la tigra de esa especie y abundan!

    ResponderEliminar