¿De dónde nos visitas?

martes, 22 de marzo de 2011

Cerro Las Tablas

Humedal del lado Norte, cerca de la carretera a Los Lirios.Parte baja del lado Noroeste del Cerro Las Tablas en Marcovia, Choluteca
A 200 metros sobre el nivel del mar. Desde aquí se puede observar gran parte de los cultivos agrícolas de la zona.
A 150 metros sobre el nivel del mar. Los árboles de hoja ancha predominan más a esta altura. Llegar a esta altura es todo un reto, ya que no existen senderos ni nada que se parezca del lado Oeste del CLT.
Los primeros 100 metros de elevación son una mezcla entre grandes árboles y matorrales muy densos y casi impasables.
Vista del Cerro Las Tablas a las 6 AM. Para llegar a la base del CLT por este lado, hay que cruzar un cultivo.

El Cerro Las Tablas es un remanente de Bosque Seco Tropical de carácter latifoliado que predomina casi todo el relieve, desde los bordes hasta la cumbre. Presenta una extensión de 240 ha y se encuentra ubicado en la comunidad de El Jiote, carretera a Punta Ratón en la intersección con la comunidad de Los Lirios, en el Municipio de Marcovia a 15 km de la aldea de Monjarás. Las coordenadas UTM son 0455318 y 1467892 en la parte Sur de Honduras, perteneciente a la pendiente del Pacífico. El área es de carácter privado, siendo los propietarios la familia Corrales. El Cerro Las Tablas está adherido a la Red Hondureña de Reservas Privadas (REHNAP), por lo que su naturaleza de ser una zona privada, ha venido a favorecer los recursos naturales que ahí se concentran y que dan cabida a diversas formas de vida.

El Cerro Las Tablas (CLT) está rodeado de cultivos agrícolas como el melón y caña de azúcar, además de actividades ganaderas y camaroneras en su extremo Norte siguiendo la carretera hacia Los Lirios.

Gran parte del terreno es escarpado con numerosas rocas de origen volcánico que se desprenden fácilmente. Por esa razón se torna incierto un camino correcto el cual seguir hacia la cumbre de 254 msnm.

La vegetación está compuesta por árboles que predominan la parte Este del CLT, así como la cumbre que es menos asequible de llegar. Se constató la presencia de Ceiba pentandra, Bursera simaruba, Callycophyllum candidissimum, numerosos Bombacopsis quinata, Tabebuia aurea, Cedrela odorata y sorprendentemente árboles de considerable tamaño de “tigüilote” (Cordia dentata). Dichos árboles se encontraban en la base del Cerro, con troncos bastantes gruesos, lo que puede indicar que la ausencia de personas con fines de deforestación o perturbación del sitio es casi nula. Muy arriba de los 150 msnm se observó al Esmeralda cola hendida (Chlorostilbon salvini) alimentarse de Pseudoranthemun sp., una planta muy abundante en el área. Se encontró, además, mucho cactus del género Piniocereus en el suelo rocoso. En el humedal del lado Norte se constató la presencia de lechuga de agua (Pistia sp.), Nelumbo lutea, Typha dominguensis y una especie de helecho flotante; Salvinia natans. Algo relevante es que no hay muchos árboles frutales como mangos, marañón, u otros, lo que da una buena señal de que la intervención humana no ha influenciado de manera drástica el tipo de bosque. Por esa razón se encontraron pocas especies frugívoras en el área, pero requerirá un estudio más exhaustivo de la vegetación para encontrar especies de interés para las aves, tanto para la alimentación, nidificación o simple lugar de descanso.

La pequeña laguna o humedal del lado Norte fue de mucho interés por la gran presencia de aves acuáticas que se encontraron alimentándose. La falda Oeste y sus extensas áreas de cultivos que en un principio eran una extinta plantación de maicillo (20 y 21 de Noviembre 2010), luego eran cultivos de melón (27 y 28 de Noviembre 2010), cambiando el paisaje muy drásticamente. La cumbre de 254 msnm, donde se constató de la especie de conexión que existe con el resto de cerros adyacentes y el avistamiento de rapaces en lo alto. Desde la cima se puede apreciar con mucha plenitud parte del Golfo de Fonseca y la zona agrícola que prevalece en la zona. La parte superior es plana y suelo más estable y a los costados es colinoso con vegetación muy tupida. En las partes bajas del extremo Sur se encontraron codornices y numerosos semilleros debido a la presencia de gramíneas. Cabe mencionar que este punto está muy próximo a un cañal que en tiempo de zafra toma fuego y que luego por la acción del viento se pasa al mismo cerro. La vegetación es notablemente afectada dejando algunos claros. La parte Sureste es también afectada por el paso del fuego e intervenciones humanas. Lo notable en este punto es la presencia de una quebrada (seca el 28 de Noviembre de 2010) que baja desde la cima del CLT, su fondo es rocoso y tiene pequeños saltos de agua de 2 m y con intrincados pasadizos que en temporada de lluvias debe ser aún más espectacular. Puede servir de abrevadero vital para algunos mamíferos. Finalmente al Noreste se encuentra una la laguna denominada La Colorada de buen tamaño, con un espejo de agua considerable y con mucha presencia de Typha dominguensis en los alrededores, pero sorprendentemente no se vio mucha presencia o casi nada de aves acuáticas, lo que puede ser entendible, ya que se observaron personas pescando con redes de trasmallo los días 27 y 28 de Noviembre de 2010.

No hay comentarios:

Publicar un comentario